© 2023 por Creativo. Creado con Wix.com

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black

Interesado en escribir? Disenhar? Destruir? Comentar? Experimentar? Questionar? Vivir? Pensar? 

dissensus.nicaragua@gmail.com

MANIFIESTO // DISSENSUS  #SOSIndioMaiz #OcupaINSS

April 17, 2018


1. La resistencia contra el actual sistema político se manifestará primero en actos radicales de negación.

 

 

Hay que sabotearlo todo.  Reducir su velocidad organizativa. Socavar sus procesos. ¡Hacer preguntas! ¡Cuestionar!  Dibujar líneas. Inundar el poder Orteguista. Destruir sus registros. Abrumar sus instituciones. Retirar su consentimiento. Perder su tiempo. Bloquear todo. A medida que el gobierno vaporiza la democracia y construye su propio sistema encima de los restos, la resistencia necesariamente tomará su primera forma en sus grandes actos de rechazos espontáneos y audaces. Lo que no se pueda digerir, lo que pesa demasiado, lo que se expresa en múltiples maneras será la gasolina para los incendios que vendrán. La negatividad pura será el atractivo inicial que nos atraerá hacia las calles, reuniéndose urgentemente bajo las banderas simplemente con la palabra "NO".

Este acto de negación colectiva oculta en si un acto de afirmación y celebración a las personas y naturalezas más afectadas por las recientes reformas.

 

 

2. En estos actos colectivos de negación, surgirán oportunidades para encontrar entre nosotras algo que todavía no está presente, pero es un potencial que podría ser.

 

 

Detrás de cada planta, de cada vigilia, detrás de cada aula de clase ocupado, detrás de cada reunión espontanea, en las terminales de los aeropuertos, en los andeles, detrás de cada grito a los policías, en las entradas de los bancos, en , en línea y en las calles, las personas se están organizando y se están agrupando y se acumulan por el sentimiento de que otro mundo puede existir.

Incluso lxs mejores amigxs se volverán a encontrar como si por primera vez, se encontraran de nuevo entre el tumulto y la turbulencia de una multiplicidad de luchas.

 

Los actos de negación establecerán las condiciones de posibilidad para nuevas formas de afirmación y toda oportunidad de rechazar el sistema político será también una oportunidad para descubrir en cada uno la posibilidad de convertirse en una fuerza conjunta.

 

3. Nuestra resistencia requerirá la invención lúdica de nuevos repertorios, siempre improvisados diferencialmente en conjunto con otros.

 

Todas las prácticas promulgadas en el presente requerirán adaptación, elaboración y experimentación especulativa. Una marcha, una ocupación, un bloqueo y un número infinito de otras técnicas conocidas y desconocidas requerirán una reinvención continua a medida que el poder responda, se refale y se reorganice. La oportunidad de poner algo nuevo en práctica debe ser cultivada, preparada y proliferada a través de coaliciones complejas, diversas e inconsistentes, fluidas, alianzas, conspiraciones y multitudes. Resistir al sistema politico requerirá nuevas formas de coreografía que pongan en movimiento fuerzas destituyentes y constituyentes, maniobrando, defendiendo y atacando, desgarrándose a medida que se reúnen. La única pregunta que debe preocuparnos en este momento no es el singular "¿Qué hay que hacer?", Sino el siempre múltiple y cambiante "¿Qué funciona?”

 

4. Nuestro éxito dependerá de nuestra capacidad de tomar y aprender las señales de las personas que son las más afectadas por esta violencia.

 

La opresión es conocida más íntimamente por aquellas que han vivido sus vidas debajo de ella, y esta intimidad será lo que nos orientará, nos guiará y nos iluminara a través de las luchas que vienen. Una constelación compuesta de las memorias de todo lo que se ha quemado y de todos a los que les han robado, de todas las que han silenciado, de las que han sido acosadas por la Policía y la Juventud Sandinista, entre muchas otras, podrán ser el mapa que revela rutas potenciales a través de la catástrofe actual.

 

 

5. Diferenciar entre compañerxs, colaboradorxs, aliadas, camaradas, enemigxs será simplemente una cuestión de observar quién está organizándose a tu lado.

 

El presente nos hace cómplices a todxs. Lo único que queda por resolver es con quién elegirás ser cómplice. A medida que más personas sean afectadas por las nuevas reformas,a medida de que siga destruyendo el medio ambiente, a medida de que el capitalismo nos robe el fruto de nuestro trabajo, a medida de que las culturas y estructuras machistas sigan afectando a nuestrxs camaradas, todos estos eventos que separan a la población en “bandos” y “perspectivas”, ¿Cuál será tu posición, en donde te posicionaras firmemente? La “neutralidad” de no elegir una posición te hace cómplice a las amenazas. No tomar bandos es un privilegio. Lo apolítico es violentamente político.

 

En última instancia, se establecerá una línea entre aquellos que actualmente promueven y se benefician de las políticas neoliberales y aquellos que desean ser e insisten en ser ingobernables.

 

 

6. La resistencia, como la vida, será definida por momentos de indescriptible alegría y tremenda desesperación.

 

En la batalla de los enfrentamientos que vendrán, la inspiración fluirá del valor de las personas más cercanas a nosotras y de la alegría que acompañará cualquier victoria que siga. Sin embargo, entre estos momentos también surgirán noticias de violencia, retención, intimidación, más actos de silencio de parte del gobierno, más necesidad de atención psicológica a nuestras amigas, la completa falta de energía para salir a las calles y noches llenas de lágrimas.

 

Ni la alegría ni la desesperación definirán completamente la resistencia, sino que la resistencia dependerá de la capacidad de experimentar estas cosas juntas, de nuestra capacidad de movernos colectivamente entre la alegría y la desesperación.

 

7. Nuestra resistencia como una fuerza se basará en repensar los límites de nuestra responsabilidad y en nuestra capacidad de responder a los demás.

 

El capitalismo patriarcal, como sistema, invade incesantemente cada átomo del mundo para asegurar que la supervivencia sólo es posible en sus propios términos hasta el punto en que la posibilidad de la vida misma es cuestionada. Cada día se vuelve mas y mas invivible: no existen espacios para estudiar, no existen ecologías saludables, el precio de la vida diaria cada vez es mas caro, el trabajo es escaso, existe acoso e intimidación en los espacios públicos.

 

Interrumpir este proceso no dependerá de una maniobra brillante o de un éxito táctico tanto en cómo lo hará nuestra capacidad para redefinir los límites del cuidado y la compasión, re-imaginar la forma y distribución de nuestras interdependencias para poder avanzar hacia un mundo en el que pueda ser posible aguantar el peso del patriarcado de una manera diferente.

 

En los años que vienen, nuestra solidaridad debe convertirse en un arma tan filosa que corte a través de las jaulas, las fronteras y los muros, viendo en expresiones lejanas y variables la posibilidad de supervivencia.

 

8.  A como todo este cada vez más ocupado, rechazado y bloqueado, el tiempo llegará rápidamente para producir una nueva infraestructura para todxs lxs excluidxs.

 

Siempre y en donde el poder se desmorone, habrá fuerzas ansiosas para reemplazar lo que ha sido demolido. El poder nunca puede ser finalmente destruido, pero sólo puede ser indefinidamente protegido por un rechazo insistente y persistente. La resistencia, emprendida como una práctica, entiende que el poder debe ser derrotado continuamente si algo diferente quiere tener una oportunidad de emerger. La creación de una infraestructura para nosotrxs, lo que podría conducirnos hacia un tiempo y un lugar diferente al presente, no es algo que construimos sino que es algo que promulgaremos con una constante y paciente repetición.

9. La crisis ya ha llegado, y quien mejor pueda moldear el caos lograra producir un futuro que todavía no ha llegado.

 

No hay vuelta atrás, ninguna manera de retirarse a tierra firme, ninguna posibilidad de revertir el tiempo, excepto tal vez mientras uno sueña. La pura entropía del presente significa que hay poco a lo que aferrarse, pero también significa que se ha hecho posible especular más radicalmente que nunca.

 

Viendo que el mundo que nos rodea sube y baja a un ritmo acelerado, los que prevalecen serán los que comprenden los riesgos que valen la pena tomar, los que son capaces de ver clara y vívidamente el mundo tal como existe y como puede existir.

 

El mundo que vendrá no está predeterminado, sino que dependerá de una serie de saltos que produzcan nuestro propio terreno para aterrizar.

 

En medio de la tormenta, hay que crear nuestra propia tierra firme.

10. La mayor virtud de nuestras resistencias es que está totalmente ausente de cualquier promesa y garantía.

 

Nunca confíes en alguien que te diga sobre "el futuro" en singular. Los más poderosos del mundo gastan toda su energía para mantener incluso la más mínima apariencia de orden, e incluso los rincones más extremadamente regulados y controlados del mundo están constantemente amenazados por la llegada de cualquier número de futuros-desconocidos, improbables pero posibles. La esperanza del presente surge de la intuición de que el futuro se caracteriza por lo no-reconocible, lo inimaginable, lo abierto, lo plural, lo indescifrable.

 

No saber exactamente a dónde nos dirigimos estará permanentemente abierto a la posibilidad de llegar a donde no podíamos haber planeado y al rechazar el presente también invitamos a lo que actualmente no puede existir.

 

Please reload

Posts  
Recientes  
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now